Muchos ya hemos vuelto de verano y uno de los temas de conversación ha sido la falta de hielo que hemos tenido estas semanas en España.

“No hay hielos ni el super”

“Era imposible comprar hielos”

“¡Me cobraron 5€ por una bolsa!”

“¡Solo me dejaron comprar dos bolsas!”

Parece que esta conversación puede quedar en una simple anécdota, pero lo interesante y curioso es el origen de la escasez de hielos. Ni los supermercados, ni la hostelería, ni las gasolineras consiguieron tener el stock habitual para satisfacer a la demanda este verano.

¿A qué se debe esta escasez?

Se han juntado 4 factores clave:

  1. Subida del precio de la luz y del transporte al que no pueden hacer frente los productores de hielo.
  2. Las olas de calor continuas durante todo el verano.
  3. Alta demanda por el turismo.
  4. Alta demanda de los festivales y fiestas populares.

En larazon.es, entrevistaron al encargado de Fábricas de Hielo Norte, quién decía que las pequeñas y medianas empresas han reducido un 50% su producción de hielo, dependiendo así de las ventas de las grandes empresas.

“Las grandes empresas productoras solo están abasteciendo a quién está pagando a precio de oro. El paquete de 10kg se está pagando a 12€, cuando por lo general no sube de 2€”, es decir, un 600% más caro.

¿Qué hubiese pasado si las empresas productoras de hielo hubiesen puesto placas solares?

  • Hubiesen aprovechado las horas de luz gracias a su instalación.
  • No hubiesen sufrido la subido de precios de forma tan crítica.
  • El verano hubiese sido más fresquito para todos 😉

¿Eres productora de hielo? 👇

Pedir estudio

Leave a Reply